Radiología Convencional

La radiología se ocupa de generar imágenes del interior del cuerpo mediante el uso de rayos X. Estas imágenes son útiles para el diagnóstico, pronóstico y tratamiento de diversas enfermedades y patologías.

¿Cómo debe prepararse para la radiología?

La mayoría de las radiografías no requieren de ningún tipo de preparación especial. Sin embargo, en ocasiones se le pedirá que se quite parte de su vestimenta. También se le puede solicitar que se quite joyas, dentaduras removibles, lentes y cualquier objeto de metal o prenda que pueda interferir con las imágenes de rayos X.

Además, las mujeres siempre deben informar a su médico y al técnico de rayos X si existe la posibilidad de embarazo. La radiación que se genera durante la radiología puede ser peligrosa para el feto.

Usos de la radiología
  • Diagnosticar huesos fracturados o dislocación de una articulación.
  • Demostrar la alineación y estabilización correcta de fragmentos óseos posterior al tratamiento de una fractura.
  • Guiar la cirugía ortopédica, el reemplazo de articulaciones y la reducción de fracturas.
  • Buscar lesiones, infecciones, signos de artritis, crecimientos óseos anormales o cambios observados en las afecciones metabólicas.
  • Asistir en la detección y el diagnóstico de cáncer de hueso.

Prueba disponible en

Policlínica Sermesa Mislata

Policlínica Pobla Vallbona

Policlínica Sermesa Pobla de Vallbona

Policlínica Sermesa Alzira

Policlínica Sermesa Alzira

Compañías que confían en SERMESA

Las principales compañías aseguradoras colaboran con SERMESA. Si lo desea puede consultarlas pulsando el botón de la parte inferior. En todo caso, si tiene dudas, puede ponerse en contacto con nosotros y le confirmaremos si una especialidad, prueba o tratamiento están concertados.