¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Rehabilitación del ligamento cruzado anterior

El ligamento cruzado anterior es uno de los principales ligamentos de la rodilla. Su  misión principal es la de conectar la parte posterior del fémur con la parte anteior de la tibia, proporcionando gran estabilidad a la rodilla y evitando un desplazamiento hacia delante de la tibia respecto al fémur.       
     
ligamentocruzadoanterior          
Tratamiento
El periodo de recuperación suele durar entre cinco y seis meses, en función del tipo de operación empleada y la condición física del paciente.
Tras la intervención quirúrgica y respetando el tiempo de reposo que suele oscilar entre los siete y catorce días, comenzaremos la rehabilitación con la ayuda de nuestro fisioterapeuta.

Hemos dividido el proceso de rehabilitación del ligamento cruzado anterior en tres fases:
Fase 1 (1 - 2 meses)
En la fase inicial empezaremos a recuperar la musculatura pedida con ejercicios isométricos (sin movimiento de la articulación afectada) de los principales músculos implicados en el movimiento de la rodilla: como son cuádriceps e isquiotibiales.
Retiraremos progresivamente las muletas aumentando el apoyo gradualmente sobre la pierna afectada y eliminaremos la inflamación y el edema. Flexión de rodilla 90º
Fase 2 (2 - 4 meses)
Comenzaremos en esta segunda fase realizando un trabajo más específico de musculación, empezando a realizar ejercicios de potenciación muscular en movimiento, empleando elementos como la bicicleta estática o el banco de cuádriceps.

El balance articular debe ser completo tanto en flexión como en extensión de rodilla.

Empezaremos a trotar y a trabajar con ejercicios de equilibrio y propiocepción (sentido que informa al organismo de la posición de los músculos,el cual permite acciones y respuestas automáticas).
Fase 3 (4 - 6 meses)
En esta última fase intensificaremos el trabajo propioceptivo y volveremos paulatinamente a la práctica deportiva habitual.

Cada persona es diferente y es por esto por lo que hay que ajustar el tratamiento a cada paciente de manera individual, siempre siguiendo las indicaciones del médico o fisioterapeuta.

Lluís Chover
Nº Col.: 4122