¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

ART. Prevención de Riesgos Laborales: Agentes cancerígenos

Riesgo por el uso de Agentes Químicos Cancerígenos:

 

Existe concretamente el Real Decreto 665/1997, que regula la protección de los trabajadores frente al uso de estos agentes. La primera actuación que debe tomar el empresario, cuando sea técnicamente posible, es la sustitución del agente/s cancerígenos por otros que no sean peligrosos, o lo sean en menor grado que el primero.

.

Si no se ha podido evitar el riesgo, deberá procederse a su evaluación, determinando la naturaleza, el grado y la duración de la exposición de los trabajadores. Esta evaluación, que deberá contemplar los efectos sobre los trabajadores especialmente sensibles a estos riesgos, deberá repetirse periódicamente, y en todo caso, cuando se produzca un cambio en las condiciones de trabajo que pueda modificar la exposición.

 

También hay otras medidas que pueden utilizarse para reducir la exposición, como son, en orden de preferencia, la reducción en las cantidades de agente cancerígeno utilizadas en el lugar de trabajo, la utilización del agente cancerígeno dentro de un sistema cerrado, limitar el número de trabajadores expuestos al agente cancerígeno, empleo de sistemas de evacuación de los agentes cancerígenos mediante extracción localizada.

 

Existen otras medidas de higiene, tanto para las instalaciones como para el personal, como son la correcta identificación y etiquetación de los recipientes que contengan agentes cancerígenos, la limpieza regular de suelos, paredes y demás superficies, así como la delimitación de las zonas de riesgo, prohibiéndose fumar dentro de las mismas.

 

Por último cabe destacar que los trabajadores expuestos a agentes cancerígenos deberán someterse a unas pruebas médicas de vigilancia de su salud, de manera inicial antes de comenzar la exposición, y después a intervalos periódicos, según aconsejen los conocimientos médicos. Además deberá informarse a los trabajadores expuestos sobre los riesgos potenciales para la salud, incluidos los riesgos adicionales debidos al consumo de tabaco, así como las precauciones que deberán tomar para prevenir la exposición.