¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Artículos Medicina

La Comunicación, un valor primordial

 

 

Para lograr una atención de calidad al paciente, es decir obtener una impecable asistencia sanitaria, se debe lograr dar una información al paciente correcta a través de una comunicación directa con el usuario. Para ello, se debe dispensar un buen trato humano, médico y comunicativo en todos los sentidos.

Por eso, podemos afirmar rotundamente que una buena práctica clínica se identifica con el logro del impacto adecuado en la conducta del paciente, entendiendo por conducta todo aquello que tiene que ver con sus conocimientos acerca de la enfermedad; sus prácticas, sus hábitos de salud y sus cuidados específicos; sus estados de ánimo y emocionales; por supuesto, el seguimiento de instrucciones y prescripciones, etc.

Desde este artículo vamos a intentar desgranar un valor que se hace cada día más importante en el mundo en el que vivimos y que no es otra cosa que la comunicación entre el paciente y el personal sanitario.

Peculiaridades de la comunicación paciente-personal sanitario

Se suele dar en situaciones de vulnerabilidad emocional del paciente. En algunas ocasiones se rompen las convenciones sociales de privacidad, pudor y trato entre desconocidos.

Las conductas, prácticas y conocimientos del médico son, con frecuencia, la máxima prioridad entre las motivaciones o valores del paciente en esos momentos. Ya que en esos momentos tiene un conocimiento casi nulo de esos principios y prácticas.

El trato previo entre paciente y médico es inexistente, por lo que la orientación mutua se hace más necesaria y difícil.

Condiciones que presenta la relación curativa con pacientes o usuarios

A.Es una relación entre desconocidos, se trata al usuario de forma más o menos esporádica, casi siempre sin ocasión de que se construya un conocimiento mutuo y, por tanto, una comunicación más personalizada.

B. Es una relación asimétrica, que se inclina hacia el lado del personal sanitario, debido a la diferencia objetiva de conocimientos, el entorno donde tiene lugar la comunicación y el estado de alteración emocional del paciente.

C.Es una relación extraña, los horarios, el atuendo, la comida, el aseo, en un entorno que no se parece a ningún otro, con conversaciones de extraños contenidos, todo lo que se hace y se dice en un contexto clínico produce desorientación y extrañeza para el paciente. Facilitar la orientación del paciente ante la dualidad de conversaciones normalizadas, por un lado, y momentos extraños por otro, es uno de los retos comunicativos más interesantes para el clínico.

D.Es una relación intensa, la relevancia de lo que hay en juego, los estados emocionales que ello desencadena, lo aversivo y doloroso de ciertas prácticas, el enorme alivio, agradecimiento y alegría por la curación, esto supone para paciente y profesional, una experiencia humana y profesional de primer orden.

Relación entre comunicación y satisfacción en la atención sanitaria

  • El 65% de los pacientes considera la comunicación el hecho más negativo de su estancia hospitalaria (McGhee, 1961).
  • El 80% de los profesionales reconocen estas dificultades, relacionándolas con la transmisión de información (Pendleton, 1979).
  • El 65% de todos ellos asocia la dificultad de comunicación con sentimientos de insatisfacción (León, 1990).

Todos estos estudios demuestran claramente la existencia de un problema en la comunicación médico-paciente, y por eso, intentamos subsanarlo a través de un trabajo de concienciación tanto por parte del personal sanitario como con nuestros pacientes.

Tipos de relación médico-paciente según el nivel de control (Roter y Hall, 1992)

Roter y Hall han identificado varios tipos de relación entre el médico y el paciente, en función del grado de control que cada uno de los dos ejerce sobre la comunicación y el trato mutuo.

 

Control del médico BAJO

Control del médico ALTO

Control del paciente BAJO

DEFECTUOSA

PATERNALISTA

Control del paciente ALTO

CLIENTELISTA

MUTUALISTA

Cabe señalar que el tipo de relación no debe estar en principio preestablecido, sino que debe adecuarse a los objetivos específicos de cada intervención clínica con cada paciente.

De esta forma la comunicación será, un instrumento eficaz al servicio de una mayor calidad en la atención a las personas.

Desde SERMESA se ha adquirido el compromiso por el que la Información y Comunicación con el paciente son un valor fundamental y primordial en la relación con nuestros clientes.

                                          Dr. Rodolfo Salinas García del Moral

                                                        Director Servicios Médicos Sermesa

.