¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Artículos Medicina

Clasificación de los diferentes tipos de estiramientos

Introducción

El estiramiento es una técnica terapéutica ampliamente utilizada en el ámbito de la rehabilitación, el deporte y en general de la salud, y sobre la que además han escrito multitud de autores. A la hora de intentar clasificar las distintas técnicas de estiramiento dentro de la fisioterapia nos encontramos con diferentes terminologías para las mismas técnicas, que en muchas ocaciones llevan a errores de compresión.

En este artículo, analizamos diferentes clasificaciones con el propósito de aunar criterios y establecer una propuesta de clasificación de estiramientos utilizando términos que no lleven a equívocos, encuadrando cada uno de ellos conceptualmente en kinesiterapia. No se pretende discutir sobre la eficacia ya demostrada de los estiramientos, ni valorar el modo de aplicación de cada tipo de técnica, sino dar una visión de conjunto y aunar criterios en cuanto a su denominación y clasificación.

estiramiento

Clasificación

Aunando las diferentes clasificaciones podemos dividir los estiramientos en dos grandes grupos:
  • Pasivos. No existe contracción del músculo estirado durante la elongación.
  • Activos. Existe contracción del músculo estirado durante la elongación.
Estiramientos Pasivos
Dentro de los pasivos englobaríamos:
  • Pasivos simples: son los producidos por una acción externa al segmento corporal que contiene el grupo muscular que se pretende estirar.
  • Pasivos con contracción de la musculatura opuesta: Son los realizados por una contracción del grupo muscular directamente opuesto al músculo a estirar, que por su acción lo estira mientras está relajado.
  • Pasivos con contracción de la musculatura opuesta y asistida externamente: Es realizado por la contracción inicial activa de los músculos opuestos. Cuando se alcanza el límite de capacidad, entonces la amplitud máxima es completada por el fisioterapeuta.
Incluíriamos los métodos especiales:
  • Técnicas de energía muscular: se recurre a una contracción isométrica de una mínima fuerza del múscula deseado o de su grupo opuesto antes del estiramiento. Luego se deja una breve pausa y el fisioterapeuta realiza un estiramiento pasivo del músculo aprovechando la relajación isométrica.
  • Estiramientos con FNP (Facilitación Neuromuscular Propioceptiva): recurren a contracciones isométricas previas a los estiramientos para obtener más ventajas que con la ejecución de meros estiramientos pasivos.
Estiramientos Activos
Dentro de los activos distinguimos:
  • Isométricos: se realiza un preestiramiento pasivo en primer lugar, y luego se realiza una contracción isométrica del grupo muscular cuyos tendones queremos estirar.
  • Excéntricos: el practicante debe resistirse al máximo a la acción del fisioterapeuta que aplica una fuerza externa de elongación un poco más intensa que la fuerza desarrollada por él, realizando de esta forma una contracción excéntrica. También puede ser realizado por el propio sujeto.

Cómo se realizan

Los estiramientos PASIVOS están relacionados mayoritariamente con conceptos como relajación muscular, recuperación muscular, vasoconstricción (enfriamiento), ganar movilidad articular y muscular, etc. Las pautas para realizarlo correctamente suelen ser:
  • Entre 3 y 5 repeticiones
  • 30 segundos cada repetición
  • Estiramiento sin llegar al dolor
  • Posición cómoda y relajada
Los estiramientos ACTIVOS se relacionan con otros conceptos como son preparación muscular, mejora muscular al estiramiento, vasodilatación (calentamiento muscular), etc. Las pautas para su correcta ejecución suelen ser:
  • 3 series
  • 8-10 repeticiones de entre 5 y 8 segundos de contracción muscular
  • Con activación muscular
  • Posición correcta en función del músculo que queremos estirar, para su correcta ejecución.
Fisioterapeuta: Juan Carlos Pérez Ramírez
nº Col. 5315