¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Artículos Medicina

Envejecimiento y Fisioterapia

Hoy en día la expectativa de vida ha mejorado increíblemente, por lo que cada vez son más las personas que llegan a la edad donde son considerados adultos mayores.

Todos los seres vivos envejecemos. El envejecimiento es un proceso natural que ocurrirá en todos nosotros. Los cambios que se producen en la tercera edad afectan a la piel, al sistema cardio-vascular, al sistema respiratorio, al sistema nervioso y al sistema musculo-esquelético.

Cuando se avanza hacia la vejez los discos intervertebrales pierden agua, por lo que se evidencian alteraciones en la columna y se nota una disminución en la altura, haciendo pensar que uno “se está encogiendo”. También los huesos pierden masa ósea, por lo que se es propenso a las fracturas. Además, las articulaciones se ponen rígidas, limitando nuestros movimientos y los músculos pierden poco a poco células, haciéndonos más débiles.

tercera edad

La fisioterapia puede ayudar a controlar o evitar esos cambios:
  • Para mantener el corazón y las arterias sanas, lo mejor es realizar ejercicio aeróbico: bicicleta, dar un paseo por el parque, nadar un rato en la piscina o incluso ir a bailar
  • Para aumentar la capacidad pulmonar,  es necesario realizar  ejercicios respiratorios
  • La mejor medicina para combatir los problemas neurológicos es el ejercicio para mantener el riego sanguíneo hacia el cerebro.
  • Para todos los problemas del sistema músculo-esquelético es ideal potenciar la musculatura, realizar estiramientos y además trabajar la coordinación y el equilibrio.
Todos estos ejercicios siempre deben ser personalizados y estar  bajo la supervisión del fisioterapeuta.

Fdo.: Elisa Lacasa Esteban.
Fisioterapeuta Núm.Col.:1031