¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Artículos Medicina

ART. MEDICO: Estrategias de SERMESA como Centro Sanitario

La correcta organización de una  estructura sanitaria, como es el nuevo centro de Sermesa, debe basarse en la aplicación de unas normas, que asientan sobre cinco pilares que marcan las líneas estratégicas de lo que va a ser una gestión moderna, eficaz y de calidad.


.

1º Responsabilidad Social Corporativa

Todo el personal debe creer y participar en el proyecto, aportando cada uno lo máximo desde su puesto, hay que seguir una línea regular de actuación, en la que, desde luego, se incluya un compromiso real de toda la dirección, el apoyo de los mandos con las tareas de mejora y una participación de todas las personas de la organización.

Debe haber sistemas de participación, motivación y reconocimiento de modo que la creatividad e iniciativa del trabajador sea aprovechada, y todas las ideas útiles sean puestas en marcha.

La mejora continua de todos los ámbitos, departamentos y procesos, tanto los productivos como los de gestión, optimizando los recursos y simplificando los procesos.
 
2º Integración  de Calidad y Efectividad en los Servicios
 
El término calidad puede referirse a diferentes aspectos de la actividad de una organización: el producto o servicio realizado, el proceso seguido, o la producción o sistema de prestación del servicio, pero aquí lo entendemos como una corriente de pensamiento que impregna toda la organización.

El objetivo fundamental es mejorar la competitividad de la empresa por medio de la satisfacción de las necesidades de sus clientes.

La integración de calidad y efectividad consiste en conseguir la satisfacción plena de los requisitos del cliente al menor coste posible para el servicio, con la participación de todo el equipo humano.
 
3º Satisfacción de los Profesionales
 
Los profesionales deben verse integrados en la organización, forman parte de la estructura de gestión, y la desarrollan desde su labor diaria.

Hay una relación del médico, como profesional asistencial, con la estructura de gestión y con los gestores.

Si los profesionales sanitarios o los no sanitarios, están implicados con la organización, si creen en lo que hacen, su labor será mucho más satisfactoria tanto para ellos como individuo, como para el colectivo.

Todo esto busca, que los profesionales se sientan a gusto, motivados y la búsqueda de ésta satisfacción no sólo puede hacerse sobre la base de incentivos económicos, sino que puede ser el hecho de sentirse escuchados, que puedan aportar ideas u opiniones a la organización, que exista la posibilidad de desarrollar una carrera profesional dentro de la empresa, que puedan compaginar su trabajo con su vida familiar, o que tengan acceso a  formación.
 
El principal valor que tiene nuestra empresa es, sin duda, el factor humano, y hay que estar pendiente de él, de su trabajo y de su desarrollo como individuos dentro de nuestra empresa.
 
4º Incremento de la Eficiencia
 
Los recursos económicos y humanos son limitados, hay que utilizarlos de forma eficaz, de tal modo que se les pueda sacar el mayor rendimiento.
 
Todo esto se puede conseguir:

- Corrigiendo el uso indebido de los servicios, que implica mayores costes y genera efectos negativos en la salud de los pacientes.

- Hay que reducir la variabilidad en la atención sanitaria por medio de prácticas basadas en la evidencia.

- Instaurando fórmulas de gestión y provisión más integradas.

Y todo para cubrir mejor las expectativas crecientes de la población, configurando unos servicios más abiertos y orientados a la satisfacción de los pacientes.
 
5º Docencia
 
Los cambios en los patrones de morbilidad y en la utilización de las nuevas tecnologías para prevenir, curar o aliviar la enfermedad, hacen que debamos estar constantemente formándonos, al aumentar la longevidad, aumentan las enfermedades de etiología multifactorial, con manifestaciones multisistémicas, que cambiarán tanto la manera de manejo de los pacientes por los médicos, como su relación con la comunidad.

Si queremos que nuestros facultativos estén preparados para asumir éstos retos es primordial avanzar en su nivel de formación.

Además, pretendemos que tengan mayor actividad de gestión y más colaboración en equipo, ello requerirá conocimientos acerca de la asignación de recursos, de integración y coordinación, y de control del rendimiento y garantía de calidad.
 
Desde Sermesa pretendemos desarrollar estas líneas estratégicas que van encaminadas a que la mejora de nuestra organización repercuta de forma directa e inmediata en nuestros clientes, y pensamos que éste es el camino correcto para una empresa dinámica, moderna, eficaz y de calidad.


 
Dr. D. Rodolfo Salinas García Del Moral
Director de los Servicios Médicos